Opentopia, o un mundo Gran Hermano

Deja un comentario

diciembre 15, 2007 por Diego Gueler

A partir de un artículo que publicó el periódico El País de España el último domingo 9 de diciembre, ahora venimos a enterarnos que decenas de cámaras instaladas en espacios públicos y privados de lo que queda del planeta emiten las 24 horas, en tiempo real, por Internet.

Aquí no se han sopesado los derechos de imagen y privacidad de las personas que son filmadas, ni los protocolos de cámaras de seguridad, en las que todos hemos depositado una confianza por su uso interno, precisamente, “de seguridad”. Igual, a quién más le da todo esto. Entren y miren. Quizás encuentren amigos, conocidos o familiares por ahí. La mayor parte de las cámaras pertenecen a departamentos de tráfico, municipios y universidades. Y cabe tener en cuenta, claro, las diferencias horarias y estacionales.

Se pueden apreciar nevadas en Suecia, borracheras en bares holandeses o estadounidenses. En Argentina, hay tres ojitos que filman en oficinas. Ellos no saben que los están mirando, desde ya, y este insignificante aclaración es lo que nos hace más bestias peludas cuando nos situamos frente a las pantallas de una TV o monitor, acompañados por unos anteojos tridimensionales y los infaltables popcorn.

Heeren van Beijerland Cafe de Rotterdam (Holanda)

Pizza Roma, en Miami (Estados Unidos)

La cochera de un japonés (¿quién sera, digo yo?) de Kyoto, Japón
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: